La importancia de la tarjeta de presentación

Conseguir dar una buena impresión es indispensable para todo profesional, pero es más importante si eres mujer porque nunca va a faltar algún hombre que desconfíe de nuestro profesionalismo. Ya sea porque nos ven muy frágiles o porque no nos creen capaz de demostrar lo que nuestro currículo dice, tienden a juzgarnos por nuestra apariencia y nada más.

Por ello es muy importante cuidar la imagen que damos, no solo cuando estamos buscando un trabajo sino también cuando estamos en reuniones sociales o con la familia; después de todo no sabemos de dónde pueden llegarnos las oportunidades de negocio a nuestra vida.

Presentarse bien

Muchas veces nos ha pasado que en una reunión social, entre amigos y conocidos, terminamos por entablar una conversación con algún ejecutivo interesado en desarrollar algún proyecto para el cual estamos calificadas, pero al despedirse nos solicita nuestra tarjeta profesional y no la tenemos.

¿Qué imagen estaremos dando a este ejecutivo? Si habíamos logrado captar su atención, lo más probable es que reconsidere, pues si no somos capaces de invertir en nuestra propia imagen, seguramente no ganamos lo suficiente haciendo lo nuestro, por ende no somos buenos profesionales.

Aunque parezca mentira, un desliz como este nos puede arruinar una gran oportunidad de expandir nuestro currículo laboral, o negocio en el caso de que nos hayamos lanzado con nuestra propia empresa, pues a mayores proyectos personales o trabajos (además de nuestro trabajo fijo), mayor experiencia e ingresos.

La tarjeta

Pero no basta con tener una serie de tarjetas con nuestros datos a la mano, sino que hay una serie de requisitos que se deben cumplir para conseguir cautivar a nuestros contactos o futuros clientes.

El primer paso es el material del que está hecha la tarjeta; si se trata de un graduado y titulado, lo ideal es una cartulina especial que denote profesionalismo y estilo. Asimismo, el tipo y estilo de letra que vaya escrita es muy importante pues también transmitirá que tienes toda la experiencia profesional necesaria.

Sobre los colores y gráficos que contenga, estos deberán combinarse de tal forma que cumplan el objetivo de capturar al contacto, de modo que no se olvide con quien ha hablado ni termine por desechar la tarjeta.

Si eres diseñadora, tu tarjeta debe notar tu arte en ella y harás gala de colores y trazos demostrando que tienes un gran conocimiento de los mismos. Solo así conseguirás, sino un contrato para algún proyecto, un contacto que te recomendará para algo mejor.

Fuente: Reev, Webmancers.

Imagen: AngelFuentes.

Etiquetas : , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Comments are closed.