Modelos de traje sastre para lucir en la oficina

¿Quién no ha usado, en algún momento de su vida laboral, un traje sastre? Un sastre es un básico que, por lo general, no falta en el guardarropa de todo profesional. Giorgio Armani probó las mieles del éxito durante los años 80s con sus impecables trajes de chaqueta, vistiendo a una mujer profesional y sobria para la oficina. Actualmente, el clásico atuendo de dos piezas sigue siendo el gran aliado de las mujeres, sobre todo, de aquellas con las más altas aspiraciones.

El sastre, con el paso del tiempo, ha sufrido múltiples múltiples transformaciones. En un comienzo utilizado por hombres, con la incorporación de las mujeres al mercado laboral, ha debido adaptarse con sutil gracia a los requerimientos del armario femenino, siendo no solo funcional, sino también sexy y elegante si es que lo sabes llevar.

Hoy en día, las ejecutivas reclaman líneas modernas, que reflejen formalidad, pero también frescura y juventud. Más allá de las tallas y pesos, es necesario encontrar la ropa y el tono correcto. El azul marino, gris, marrón y negro suelen ser los colores más usados en trajes. Sin embargo, para las chicas más atrevidas, sugerimos el rojo (que aunque resulta un poco agresivo no deja de ser también bastante llamativo).

La mayoría de estos colores funcionan bien en pantalones, faldas y zapatos, mezclados con blusas y accesorios en tonalidades más claras como el lila, el beige, el rosa pálido y el marfil. El truco es matizar tu traje llevando un poco de color en la blusa o top; esto reaviva el color del traje y le agrega un toque personal.

Los tonos tierra, como el castaño y el verde olivo, también están teniendo cada vez más presencia. Ya no es necesario que tanto saco como pantalón (o falda) sean del mismo tono. Eso sí, asegúrate de que sean colores y texturas combinables. Atrévete a armar tu propio look.

Y aunque siempre es bueno recordar que algunas empresas son relativamente estrictas con las normas del vestuario, los límites entre lo que es y no es correcto lo impone tanto la propia lógica como la mirada de los demás. Por tanto, si no estás segura, pide opiniones.

Por otro lado, muchos diseñadores coinciden en que alguno de los componentes del vestuario de trabajo puede ser informal, pero nunca todo. Así, si un día te decides por usar zapatos tipo zapatillas, combínalos con una blusa formal, dado que la mezcla de estilos resulta simpática. Mira lo bien que lucen sus versiones personales (más libres), Anne Hathaway, Rihanna y Natalie Portman.

Para terminar, te dejo unos tips que seguramente te servirán de mucho…

  • Considera la forma de tu cuerpo (podrá gustarte muchísimo el que lleva tu amiga, pero no a todas nos sienta lo mismo).
  • Ten en cuenta que a las mujeres más altas y delgadas les quedan bien las líneas rectas y los trajes largos.
  • Piensa que a las chicas más curvilíneas y llenitas les va mejor un corte entallado, de chaqueta corta y falda  hasta la rodilla; ni muy corta ni muy larga.
  • Checa siempre el corte y la calidad de la tela. ¡Cuida siempre tu imagen!
  • Al resultar un atuendo que llevarás puesto la mayor parte del día, lo importante en él es que te sientas cómoda.

Y tú, ¿tienes algún traje sastre favorito en tu fondeo de armario?

Imágenes: Amazoo.com, Volantea.com, Popyacollar

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados