Las redes sociales y tu trabajo

Sin querer queriendo, las redes sociales en internet se han vuelto parte importante de nuestra vida, quizá mucho más de lo que imaginábamos (bueno, para quienes tenemos la suerte de poder acceder a él). Así lo debe pensar Mark Zureckberg, el genio creador de Facebook, que probablemente nunca imaginó que su proyecto universitario saltaría las fronteras estudiantiles para llegar a tener, actualmente, más de 500 usuarios a nivel mundial.

Aunque no seamos adictos al «Face», al Twitter u otros integrantes de la gran familia de los social media, no podemos negar que su impacto nos sacude desde el ámbito personal hasta el de trabajo, pues ahora hasta para postular a una plaza laboral debemos colocar nuestros nombres de usuarios de redes en el CV donde años atrás ni el número de celular habríamos imaginado poner.

A propósito de este requisito tecnológico, anteriormente les comenté que debemos procurar mantener actualizadas nuestras cuentas con información que no solo sea de entretenimiento, sino que también dé a conocer nuestros intereses (música, literatura, etc.) y los hechos de relevancia pública.

No obstante, es preciso tener configurado el acceso a estas cuentas, de modo que solo nuestro amigos y seguidores -en el caso de Twitter- puedan ver nuestra información completa. De este modo, daremos a nuestros empleadores una impresión de personas precavidas con nuestra privacidad y, por tanto, con dicho potencial para ser aplicado en otros aspectos, como el trabajo.

Pero una vez que hayamos sido empleadas hay que mantener la cautela y, de preferencia, abstenernos de usar las redes en horas laborables, salvo que sea para asuntos estrictamente relacionados con nuestras tareas dentro del trabajo. En el caso especial de las community managers, tienen mayor libertad de usarlas, pero ¡ojo!, que siempre hay un jefe(a) al que le llegan las actualizaciones de nuestro muro todo el tiempo.

Por último, si queremos que los social media favorezcan aún más nuestro perfil laboral podemos usar redes como Linkedin, donde podemos mostrar nuestra experiencia profesional, literalmente, a todos los internautas. Recuerden que una mujer precavida vale por dos.

Imagen: Philippine Webinars.

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Comments are closed.