Cómo armar el equipaje para un viaje de negocios

Los hombres siempre se quejan (y tal vez no les falte razón) sobre el gran equipaje que llevamos cuando tan solo viajaremos un par de días. Nos llenamos de mil cosas porque es muy difícil para nosotras hacer una selección racional de lo que verdaderamente necesitamos. Una cosa parece llamar a la otra, y de repente nos vemos a nosotras mismas con un equipaje que puede servir para ir tanto al África como a Alaska.

Por eso, hemos preparado una buena guía con la ayuda de Jennifer Nightingale, ejecutiva de una empresa de seguros, quien por su trabajo debe viajar constantemente. Así, la próxima vez que tengas que irte en viaje de negocios por unos días, no tendrás dudas. Estarás lista para cualquier ocasión y lucirás perfecta. ¡Anota!

¡Ten en cuenta el clima!

Por supuesto, en lo primero que debes pensar cuando te vayas de viaje es el clima de la ciudad que te espera. Es muy diferente una con clima tropical a una que esté bajo cero. Eso no es muy difícil, basta con entrar a Google y dar una revisión a la temperatura para que no tengas sorpresas desagradables como una lluvia torrencial.

Sin embargo, hay varias piezas claves para tu equipaje cuando se trata de hacer negocios, así como hay prendas que definitivamente no son las mejores.

Piezas claves para un viaje de negocios

  • Dos trajes

Esto es lo primero que debes empacar con mucho cuidado, mejor aún si se trata de telas que no se arruguen, aunque lo más probable es que en el hotel puedan prestarte una plancha si es necesario.

Opta por dos trajes, de preferencia uno oscuro (puede ser gris oscuro o azul marino por ejemplo) y otro un poco más claro, tal vez un beige o un gris claro para que luzcas diferente. Estos trajes (saco y pantalón en conjunto) te servirán para las reuniones ejecutivas o si presenta algún almuerzo.

  • Blusa blanca y de otro color

Un par de blusas blancas (con pocos apliques o detalles) son básicas para mezclarlas con los trajes. Opta también por otra de un color diferente por si se trata de una cena, por ejemplo. Esta última, además, la podrás combinar con la falda o el pantalón.

  • Un sweater o jersey con cierto estilo

Con esta prenda conseguirás un look diferente mezclándola con cualquier pantalón (jean o de vestir) o falda. Puede ser para un desayuno o una cena (si no es de negocios).

  • Pantalón oscuro y falda 

Un pantalón oscuro siempre será fácil de combinar y esto te alejará un poco de tus trajes si la ocasión se presenta un poco más informal. También una falda está perfecta para mostrarte un poco más femenina si la ocasión lo amerita.

  • Vestido negro

De él jamás te puedes olvidar porque te salvará si llega la invitación para algún cóctel que no tenías previsto. Intenta que sea lo más simple posible para que puedas lucirlo tanto si es una noche de gala (¡nunca se sabe!) como en algo más sencillo. Jennifer nos cuenta lo que le sucedió en uno de sus viajes:

«El viaje era tan solo por cinco días, lo usual, unas cuantas reuniones y una conferencia, sin embargo, el tercer día unos clientes nos avisan que teníamos una cena de gala por una premiación. Lógicamente, no podíamos negarnos a la invitación y la verdad es que yo no estaba preparada para nada, pero había empacado un vestido negro que es el que me salva cuando sale algo de último momento. Así que me compré un lindo collar que vendían cerca del hotel donde me hospedaba y estuve lista.»

Lo cierto es que el vestido negro es válido para un cóctel, una fiesta, una cena o una reunión, así que puede ser la solución perfecta para un evento imprevisto.

  • Una camiseta casual,  unos jeans y pantalones deportivos

Tal vez te sorprenda darte cuenta de que un día de tu viaje tendrás tiempo para dar un paseo por la ciudad o de compras. Obviamente, no querrás ir en traje a hacerlo, así que ten unos jeans a la mano con un par de camisetas de algodón.

También te ayudará tener a la mano unos pantalones deportivos si alguien te invita a hacer una actividad deportiva. ¡Puede ser una oportunidad interesante!

  • Blazer o trench

Dependiendo del clima, tal vez necesites un impermeable o un abrigo si se trata de enfrentarse con bajas temperaturas. Sin embargo, un blazer o un trench (de preferencia de colores oscuros) siempre puede darte un look interesante para salir en la tarde o en la noche.

¿Y qué zapatos llevar?

Jennifer, nuestra especialista de la semana, nos comenta que probablemente el tema de los zapatos es el más complicado, porque ocupan bastante espacio en una maleta:

«Uno tiene que ser inteligente al escoger los zapatos. Antes, me complicaba mucho para elegirlos, simplemente ahora ya tengo mi elección hecha de antemano. Opto por unos tacones cómodos que no sean muy llamativos, otros, que sean de otro color para los eventos de noche, pero no de tiritas porque no se ven muy serios. Y lo otro son unas zapatillas, más unas tipo flip flops. Maleta cerrada con eso».

Recuerda que te estás yendo a un viaje de negocios, no se trata de un desfile de modas.

¡No olvides los accesorios!

Y aquí parece estar el secreto para que logremos exactamente la imagen que necesitamos sin cargar con demasiado. Básicas son las pashminas o pañuelos, porque hacen lucir el mismo traje de forma diferente.

Un par de collares, y unos tres pares de pendientes (dos discretos y unos de fiesta) hacen la diferencia, porque puedes lucir más formal o más elegante. Recuerda que se trata siempre de mantener una imagen inteligente, así que, por ejemplo, las transparencias o los colores demasiado estridentes están de más. Lleva una cartera de tamaño medio para las reuniones, pero también un clutch para algún evento nocturno.

Pequeños tips para tu maleta de viaje

  • Para ahorrar espacio en la maleta, enrolla la ropa interior para que llenes los espacios que quedan vacíos cuando acomodas las prendas más grandes.
  • Cuando empaques el champú o lociones (no te excedas), mejor si van dentro de una bolsa plástica por si se derraman por la presión del avión. Es una precaución básica.
  • La próxima vez que armes tu maleta y vayas poniendo cada cosa, piensa antes de hacerlo. Jennifer nos dice: «Tuve que aceptar que muchas veces llevaba cosas que regresaban absolutamente iguales y lo único que conseguía era complicarme cuando tenía que elegir qué usar».

Lógicamente, no olvides lo más importante los documentos, datos, tal vez tu laptop sea necesaria. ¡Mucha suerte!

Imágenes: buscojobs, vivadelujo, potenciatueconomia, yomujer, elblogdenosotras, tanedesdeaqui, luicamtouch, finanzasdiarias

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Irina Melgar

Mi pasión es escribir, el cine y caminar...!