Actitudes para verte más regia en una reunión de negocios

En un post anterior les hablé de una lección esencial para tod@ ejecutiv@, la cual se resume en la frase: «Ser es tan importante como parecer» (o viceversa, si quieren verlo así, ya que en el mundo de los negocios tienen el mismo valor). Al igual que en un romance de pareja, tenemos que conquistar a nuestros clientes y, sin duda alguna, la primera impresión es la que más cuenta.

Esta imagen inicial que tengan de nosotras se podrá reafirmar o diluir en el tiempo, pero el hecho de tener un chance para convencer a otros de que somos la mejor opción y/o el producto/empresa que representamos lo es resulta una excelente oportunidad de poner en práctica todas nuestras destrezas y encantos.

Ya que todo entra por los ojos, nuestra apariencia debe ser impecable para la reunión que podría significar un sinúmero de beneficios para nuestro desarrollo profesional y personal. Pero como el físico sin duda no basta, debemos mostrarnos seguras de nosotras mismas con actitudes positivas básicas para lograr el éxito.

Aquí los modos de actuar claves para que nuestra reunión de negocios culmine en brindis:

  • Sonríe, siempre sonríe. Que tu sonrisa no sea fingida porque se notará a leguas de distancia que así es. No tengas miedo de ser espotánea.
  • Camina y siéntate con una postura erguida (hombros hacia atrás y la cabeza en alto.
  • Muéstrate serena al escuchar y responder a los puntos que se están tratando en la conversación. Cuando escuches mueve la cabeza en señal de que estás prestando atención y cuando hables, no lo hagas como un robot: usa las manos para ser más expresiva.
  • Mantente al tanto del acontecer nacional e internacional para que tengas qué preguntar y sobre qué decir. No basta con hablar del clima para romper el hielo. Asimismo, es preferible que investigues las aficiones de tu cliente para que la «conversa» sobre sus gustos te sume puntos extra.
  • Lleva tu celular siempre contigo y si tienes un smartphone, lúcelo delicadamente y tenlo en modo de reunión o silencioso. Ello mostrará que estás atenta a todo: a la comunicación como a la educación.
  • Guarda la calma hasta en el momento en que veas que las cosas se salen un poco de control. Pregunta a alguien con aplomo si necesitas apoyo en algún momento y muéstrate tranquila de poder resolver el problema, pero sin denotar exceso de confianza. Los «demasiado» ganadores siempre tienen una caída.

¡Que la fuerza te acompañe! (gracias al Maestro Yoda y al guionista de Star Wars por esa gran frase).

Imágenes: Bookelberg, Freepik.es.

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados